El pleno de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Axarquía acaba de dar luz verde a una moción institucional donde se insta tanto al Gobierno central como a la Junta de Andalucía a que agilicen los pasos administrativos para hacer realidad la futura desaladora. Este proyecto se plantea como la única solución a «largo plazo» para paliar la grave sequía que sufre esta parte de la provincia.

El presidente de la Mancomunidad de la Axarquía, Jorge Martín (PP), aclaraba que se trasladará este acuerdo a ambas instituciones «para que se pongan las pilas. Necesitamos primero los preceptivos permisos, en los que dependemos incluso de la Demarcación de Costas, que como sabemos pertenece al Gobierno central, y de la Cuenca Mediterránea, dependiente de la Junta».

«Y después deberá ser el Gobierno andaluz el que se encargue de redactar el proyecto y el Estado el que, por su parte, tenga que plasmar la aportación de 100 millones que comprometió este mismo año para estas obras», alega el dirigente supramunicipal.

No obstante, fuentes del Ejecutivo central insisten en que la desaladora que hace ya «siete meses y medio se anunciaba y se publicaba» en el Real Decreto el 11 de mayo de 2023 «no ha encontrado aún respuesta por parte de la Junta de Andalucía» en cuanto a «la elección de los terrenos adecuados y la puesta en marcha del proyecto en sí».

«Al ser una iniciativa que entra dentro de la Cuenca Mediterránea de Andalucía es competencia en exclusiva de la Junta, tanto la ubicación como la configuración del proyecto, y de momento el Ministerio no ha recibido ni una ni otra cosa», alegaban estas mismas fuentes. Y se referían además este mismo martes a que, «como es sabido», será el Ejecutivo central «el que con posterioridad a esos trámites financie las obras», con la cuantía ya anunciada.

Fuente: La Opinión de Málaga