La Junta reclama al Gobierno que ejecute las infraestructuras hidráulicas que son de competencia estatal, así como colaboración económica para llevar a cabo determinadas medidas.
a lucha contra la sequía se ha convertido en uno de los ejes de la política del Gobierno de Juanma Moreno. Tanto es así que dos de cada tres obras que se llevan a cabo por parte de la Junta de Andalucía son en materia hidráulica. 2023 terminará con casi 700 obras de agua realizadas en Andalucía bajo la gestión de Moreno.
En total, la Junta ha puesto en marcha 1.097 obras hidráulicas en Andalucía desde 2019, año en que Juanma Moreno tomó posesión como presidente. 111 de ellas son de grandes infraestructuras, como presas o desaladoras; 90 están en ejecución, y otras 52 se encuentran en licitación, según datos del Gobierno andaluz, que ha movilizado prácticamente 2.000 millones de euros para todas estas actuaciones.
La apuesta hidráulica del Gobierno de Moreno también contempla tres decretos de sequía, a los que se unirá un cuarto a principios de 2024, y el ‘Plan SOS’, un programa de infraestructuras hidráulicas aprobado en octubre de 2022 y que supondrá la inversión de más de 4.000 millones hasta 2027. Además, el Ejecutivo autonómico ha presupuestado 578 millones para políticas de agua en 2024.

El consejero andaluz de la Presidencia, Antonio Sanz, afirmó este martes que «2024 tiene que ser el año del agua, tiene que ser el año de luchar contra la sequía». Una consigna que lanzó desde Cádiz y que acompañó de la recurrente reclamación al Gobierno central para que ejecute las obras hidráulicas que son de competencia estatal, algunas de las cuales ha asumido la Junta de Andalucía ante la inacción del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Fuente: El Debate